Costa Rica ejemplo de turismo sostenible

En | por / March 17, 2014

Costa Rica  es un ejemplo regional en turismo sostenible. Ha recibido el reconocimiento de la Organización Mundial del Turismo gracias a su forma de gestionar la actividad, y es que su oferta en este sentido es variada: cuenta con hoteles en zonas de reservas naturales, turismo rural y comunitario, senderos ecológicos en zonas de volcanes, playas de paisajes incomparables, aguas termales, una buena oferta gastronómica, tours de naturaleza y visitas a sitios arqueológicos y actividades de turismo de aventura como rafting, canopy, surf, kayaking y buceo.

Una de las metas de quienes gestionan el turismo en Costa Rica, tanto a nivel público como privado es desarrollar un turismo responsable con el medio ambiente en un marco de hospitalidad. El Instituto Costarricence de Turismo (ICT)  es asesorado por científicos y otros especialistas y emite el Certificado de Sostenibilidad Turística (CST) a las empresas que son amigables con el ambiente. Actualmente más de 300 emprendimientos del sector han recibido este reconocimiento.

Alberto López, Director de Sostenibilidad Turística del ICT explica que el certificado evalúa “el manejo de desechos y la utilización de tecnologías para el ahorro de electricidad y agua” entre otros criterios.

Este modelo de gestión turística amigable ha convertido a Costa Rica en sede de la Conferencia Internacional de Turismo Sostenible Planeta, Personas, Paz (P3) . Diego González, presidente de la junta directiva  de la Cámara Nacional de Ecoturismo (CANAECO)  dice que “Este espacio impulsado por la Cámara reúne a líderes mundiales en turismo sostenible para compartir estrategias y mejores prácticas para la preservación del ambiente”.

La experiencia muestra que el turismo sostenible es rentable, afirma González, que también es presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles y Director General del Parador Resort & Spa, un hotel que cuenta con la máxima calificación del Certificado de Sostenibilidad Turística. Y agrega: “Todas las actividades económicas deberían proteger la naturaleza. De ella dependemos nosotros y las futuras generaciones. Los ecosistemas nos dan agua, oxígeno, alimentos, remedios y ayudan a mantener el equilibrio climático, entre muchos otros servicios. En definitiva, nos dan vida.”

Fuente: CANAECO

Foto: http://www.turismo-sostenible.co.cr/

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *