Quito vivió con intensidad sus 481 años

En , , | por / December 7, 2015

“Lindo Quito de mi vida, lindo Quito de mi Amor…” se escuchó por varios barrios de la capital de los ecuatorianos, si es que no en todos. Alegría a pesar de los momentos políticos se vivió en las calles y plazas de esta ciudad que es conocida por ser el Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad o también, como la ciudad libertaria o Luz de América.

Desde aproximadamente 60 años, se celebra a la ciudad el 6 de diciembre, fecha de su fundación española. Como dice su himno y verso más polémico “Oh ciudad española en el ande, oh ciudad que el Incario soñó, porque te hizo Atahualpa eres grande y también porque España te amo”. Quito es una ciudad muy mezclada y lo refleja su hermosa arquitectura en diversos sectores, pero el centro histórico que en estas fiestas fue visitado por la gran mayoría de los quiteños y turistas, siempre es el punto de referencia para todo acto y fue el punto de encuentro para la noche del 5 de diciembre.

La Alcaldía de Quito realizó muchos eventos para los festejos desde semanas previas, pero si algo hay que resaltar fueron todos los organizados en la Noche de las Plazas. La gente caminó tranquilamente de una plaza a otra como hace mucho no lo hacían según varios comentarios, sin problemas y dispuestos a disfrutar desde la Orquesta Sinfónica hasta la Orquesta de la Sonora Dinamita. Sus nombres lo dicen todo, pero no olvidemos al famoso Diego El Cigala que también estuvo presente, así como las bandas de pueblo y tablado.

Las luces encendidas, las banderas de la ciudad decorando los balcones junto a geranios y claves, las cúpulas de las iglesias encendidas, bendiciendo a los paseantes, los famosos canelazos (jugo de naranjilla hervido con canela) sin licor, se vendían por todas partes y la feria de los dulces tradicionales tenía hasta choclos con queso y fritada. Todo limpio y con un ambiente de hermandad.

Masiva fue la concurrencia al centro histórico la noche del 5, todos disfrutaron de tener las calles a su disposición. Nos encontramos con turistas de varias partes: Japón, Alemania, Estados Unidos, Canadá y Españoles con los que conversamos; y ecuatorianos de otras ciudades, también vinieron a saludar a la “carita de Dios” como también se conoce a esta ciudad a 2.800 mts de altura.

Sin duda, una gran época para visitar Quito, con un veranillo espectacular en la temporada de invierno. San Pedro también se junta a los festejos y nos permite disfrutar tranquilos. La lluvia es poca, justa para limpiar el cielo y permitirnos ver la cordillera de los Andes en las mañanas completamente despejadas. El propio 6 de diciembre, la gente está bastante cansada tras varios días de fiesta, pero aún hay eventos gastronómicos, los museos están abiertos y varios espectáculos se realizan donde aún se entonan canciones y el clásico “Soy el chullita quiteño…”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *